¿Cómo funcionan las estafas en Internet?

Los fraudes y estafas pueden llevarse a cabo de diversas técnicas y distintos medios. En línea por ejemplo puede ser a través de un mensaje SMS, un correo electrónico, un sitio web o página fraudulenta, llamadas y/o mensajes en redes sociales.

Su objetivo principal es engañarte para el robo de información sensible como datos bancarios, usuarios y contraseñas y hasta el robo de identidad.

Cuando estos tipos de engaños usan la suplantación de identidad, es decir, se hacen pasar por alguien más (un sitio web de compras, una persona como un amigo, o una entidad como tu banco o una institución) la técnica se conoce como phishing.

En el phishing, algunos atacantes reúnen información detallada sobre su víctima para dirigir ataques a una persona o grupo específico, lo que se conoce como ataques dirigidos. En otros casos de phishing también se utilizan archivos o links maliciosos para infectar equipos y así robar información y/o tomar el control de dispositivos como la computadora o el teléfono celular.

Tú o cualquier persona puede estar expuesta a estafas telefónicas y engaños digitales. Aquí explicamos tipos comunes de estafas y/o fraudes, algunas señales para identificarlos y qué puedes hacer para protegerte.

1. La cuenta falsa

Crear cuentas fraudulentas es una técnica común para engañarte y obtener tu información. Para esto suplantan la identidad de alguien más (una marca, una institución o incluso alguna persona conocida).

Algunas señales a tener en cuenta:

    • Cuando una cuenta con el logo de una red social, de atención a clientes o soporte se pone en contacto contigo y te pide datos personales como usuario, contraseña o datos bancarios.
    • Otro aspecto a tener en cuenta es la insignia de “cuenta verificada” con la palomita azul, esto pareciera ser señal de una cuenta confiable, pero incluso una cuenta verificada puede ser vulnerada y tener comportamientos sospechosos.

2. La promoción irresistible

Las estafas pueden tomar distintas formas, desde llamadas o mensajes con ofertas, premios o “giveaways” donde te piden información privada y sensible.

Por esto si te llaman o escriben por correo de un servicio o empresa reconocida y te piden información personal o que deposites a una cuenta bancaria, evita compartir tu nombre, dirección, datos bancarios, contraseña o cualquier información privada.

Y recuerda que las tiendas e instituciones deben utilizar correos y números de teléfono oficiales, revisa que estos datos coinciden con la información que aparece en su página oficial.

Algunas señales a tener en cuenta:

    • Ofertas demasiado económicas, como viajes o super promociones de tecnología.
    • Solicitudes para hacer clic en un enlace, abrir o descargar un archivo adjunto, o contestar con datos personales o financieros para acceder a una oferta o premio.

3. El fraude bancario

Te llega un mensaje o llamada avisando de compras o movimientos inusuales en tu cuenta bancaria y te piden llamar a un número para aclarar la situación o contactarte con un operador.

La naturaleza alarmante de estas llamadas o mensajes puede lograr engañarte y que hagas lo que te indiquen. Sin embargo, ten en cuenta que muchas de estas llamadas o mensajes con frecuencia son grabaciones automatizadas, lo que les facilita llegar a más personas en menos tiempo.

En otras ocasiones, los atacantes cuentan con información sobre ti (nombre, dirección) o para que ésta parezca legítima.

Algunas señales a tener en cuenta:

    • Llamadas telefónicas o mensajes no solicitados para ofrecerte productos o servicios y que afirman ser de un banco, empresa o institución importante.
    • Un correo con un saludo general como: “Estimado cliente” o que llegan desde una dirección no oficial (gmail.com, hotmail.com). Las comunicaciones legítimas de empresas de las cuales eres cliente generalmente incluyen tu nombre y el correo coincide con la dirección oficial del banco.
    • Amenazas alarmantes y de carácter urgente: si no facilitas esta información habrá acciones legales o cancelación de cuentas.

4. Las tiendas en línea fraudulentas

Para que tus compras en línea sean seguras, verifica que tus compras y pagos sean a través de sitios webs oficiales y que las páginas que navegas inicien con HTTPS. También revisa las ofertas que parecen demasiado buenas para ser ciertas, es posible que sea una estafa o un engaño.

Algunas señales a tener en cuenta:

  • Páginas de compras en línea que no cuenten con HTTPS en su dirección web.
  • Ofertas de productos y/o servicios gratuitos, viajes super económicos, o un premio que parece caído del cielo.
  • Que te envíen enlaces de pago o te redirigen a otro sitio, estos pueden ser falsos y robar tu información bancaria. De preferencia utiliza transferencias, métodos de pago en línea o directamente en las páginas de las tiendas.

¿Qué puedes hacer para evitar fraudes y estafas en línea?

  1. Es importante reportar este tipo de cuentas y números cuando te encuentres con ellas.
  2. Revisa que el número que te contacta o la dirección de correo sean oficiales. Si se trata de un banco, comprueba estos datos en tu tarjeta y en el sitio web de la institución bancaria. Siempre es más recomendable contactar y/o acudir directo a tu banco y hacer la aclaración.
  3. Algunas personas registran estos números en sitios web donde se denuncian este tipo de estafas, puedes también buscarlo “entre comillas” y/o con la palabra estafa o fraude para ver si aparece en algún listado.
  4. Otra cosa que puedes hacer es evitar contestar llamadas de números desconocidos.
  5. Recuerda que ninguna red social como Facebook, Instagram o Twitter, o institución bancaria te contactará o pedirá que proporciones datos sensibles y privados como tu contraseña en mensaje directo y/o respuestas a comentarios.
  6. Ignora el mensaje y evita proporcionar información y/o dar clic a enlaces que vengan incluidos en el mensaje, repórtalo a la plataforma y bloquea el número de contacto o usuario.
  7. En caso de que hayas proporcionado datos personales, reporta esa cuenta en las redes sociales o directamente en tu banco y cambia de inmediato tus contraseñas.

Otros recursos para protegerte:

Share This